SOBRE MI

Hola! Soy Sabrina Amado y la gente me conoce como Amadoodle. Mi nombre artístico es la unión entre mi apellido “Amado” + “Doodle” ya que me encanta crear garabatos y así comencé nuevamente a crear arte.

 

En 2017, estaba en un momento oscuro de mi vida y me encontré nuevamente creando arte para reducir mi ansiedad. Desde entonces nunca miro hacia atrás, el arte es mi oxígeno. Lo que me gusta pensar sobre la depresión y la ansiedad es que me han llevado a encontrar o mejor dicho reencontrar mi pasión.

 

Mi estilo artístico ha ido evolucionando desde una experiencia que me cambió la vida. Cuando ni los médicos ni la medicina farmacéutica pudieron sanarme, la naturaleza me devolvió la vida. Esta experiencia de los últimos meses (2019-2021) me hizo reenfocar mi vida y modificar lentamente mi estilo de vida.

 

Mindfulness y sumergirse en la naturaleza también tiene su beneficio curativo. Siempre me he adentrado en la naturaleza, incluso mientras vivía en la jungla de asfalto. Siempre me sentí relajada y conectada con la naturaleza, pero para alguien con ansiedad y depresión, no fue suficiente para ayudarme. Gracias a Reiki, me siento más conectada con mi cuerpo y alma, lo que me permite comprender mejor las formas de luchar con la depresión y la ansiedad mediante la terapia de arte.

Las flores me devolvieron mi vida, tomé Flores de Bach que me ayudaron. Son un remedio natural para apoyar el bienestar mental, emocional y físico. Además, las flores y las plantas nos traen presencia, pero a menudo estamos demasiado ocupados para detenernos y admirarlas u olerlas.  Llevar flores a un ambiente al diseñarlas y pintarlas cambiará la energía del mismo. Quiero tener este poder de las flores con mi arte.

 

Flores y emociones son la forma de vida en la cual todos estamos conectados:

Las flores nos traen alegría.

Las flores nos dan vida.

Las flores nos unen.

 

A menudo estamos demasiado ocupados para detenernos y admirarlas u olerlas, así como para hablar entre nosotros. En un nivel más profundo, las flores pueden transmitir emociones que nosotros no podemos. Las flores se han utilizado durante muchos años como forma de comunicación y durante la primera mitad del siglo XVIII, hubo una expansión, principalmente en la época Victoriana. Como se explica en la Floriografía, la cual es un medio de comunicación criptológico mediante el uso o arreglo de flores. Un buen ejemplo es el libro "Language of Flowers" de Kate Greenaway (1884), que ha sido una profunda inspiración para mí.

 

Los idiomas crean un muro entre las personas, mientras que el idioma de las flores es conocido en todo el mundo, lo que nos ayuda a conectarnos con nuestras raíces. Nos alimentan con energía, permitiendo que florezca nuestra sanación. Mirar las flores conectará a personas de todas las generaciones y lugares, sin ninguna barrera de raíz.

 

Las flores tienen el poder de transformar un lugar, de transformar a una persona. Me están transformando y, a través de mi arte, mi principal objetivo es hacer que las personas se sientan conectadas consigo mismas y con los demás. Llevando la naturaleza a través de mi arte a distintos lugares, permitiendo que las personas se conecten a través de la naturaleza dentro de la jungla de asfalto. El beneficio curativo de la naturaleza nos une. Nos aporta presencia y nos permite poder disfrutar del momento en el que nos encontramos.

 

Deja que la sanación florezca,

Amadoodle

Sabrina Amado